Foto: J. Guadalupe Pérez / NierikaImages

Aspecto del abandono en que se encuentra el sistema de alumbrado carretero a la altura del distribuidor vial donde confluyen el libramiento y la autopista Texmelucan-Apizaco, a la altura del Trébol.

El saqueo paulatino, pero constante de esta infraestructura, ha dejado de pie solo los postes verdes, sin paneles solares ni centros controladores de carga, sin las baterías, y en algunos casos se han robado el sistema completo, dejando en completa obscuridad por las noches a esta importante zona de tránsito de vehículos y personas que fue inaugurada en el año de 2015, y por donde más de 10 mil vehículos hacen uso de esta vía diariamente.