Por: Lizbeth González

Por un lado nos enteramos que Salvador Santos Cedillo, de Huamantla, es el presidente municipal mejor evaluado en el Estado de Tlaxcala, de acuerdo con los resultados de la más reciente encuesta de la empresa RUBRUM.

Pero hay gente que no solo no comparte esa calificación, sino que es tanto su odio o coraje que puso precio a la cabeza del presidente. Que puso en marcha una posible conspiración.

Es muy grave saber que su vida ha sido amenazada. La política y el ejercicio del gobierno dejan muchos enemigos, críticos y adversarios… pero asesinos en tentativa?, esa ya son otras palabras.

Hablamos de este caso por el audio que estaba circulando en el que se escucha a un hombre y una mujer ofrecer una recompensa de un millón de pesos por la vida del huamantleco.

El mismo presidente, quien ya presentó la denuncia correspondiente, fue quien reveló que desde el inicio de su administración han tratado de desacreditarlo y él y su familia han sido blanco de agresiones.

Qué lamentable que sucedan estas cosas en Huamantla, que manchemos nuestra imagen y empañemos la grandeza que proyectamos con los recientes eventos y resultados de la feria.

Qué triste que haya gente que al ver un buen trabajo realizado en nuestro municipio solo pueda reaccionar de forma agresiva y con amenazas en la clandestinidad, esperemos que las autoridades encuentren a los posibles homicidas.