Por: Lizbeth González

Muchos comentarios positivos generó la presencia de Chava Santos, alcalde de Huamantla, cuando se le vio apoyando a automovilistas que se quedaron varados en la calle con motivo de las lluvias.

En el recorrido que el presidente hacía en calles de Huamantla el pasado lunes, para ver las afectaciones dejadas por las fuertes lluvias registradas vio a un automovilista en apuros porque su camioneta se había quedado varada y en un acto solidario se detuvo para ayudar y remolcarlo.

Ese acto parecería ser algo que haría cualquier ciudadano consciente, pero ya no ocurre tan fácilmente, y menos se ve en una autoridad, que en todo caso turnan los asuntos al personal, tampoco se ve de manera cotidiana que un presidente recorra las calles tras un fenómeno meteorológico, en los últimos años solamente lo hizo la exalcaldesa de Tlaxcala, Anabell Ávalos.

Salvador Santos fue captado de manera espontánea cuando brindaba esa ayuda, pero de lo que si dio cuenta es que las áreas correspondientes debieron poner manos a la obra y resolver los problemas ocasionados con la lluvia.

La temporada de lluvia aún no termina pero los ciudadanos tienen certeza de que se están generando mejores condiciones evitar afectaciones, Chava Santos debe estar tomando nota de cuáles son los focos rojos y resolverlos.

Resta casi un año de gobierno para que concluya su administración, con el ritmo que lleva seguramente redoblará el paso y dejará resueltas algunas de las fallas que provocan inundaciones.