Por: Lizbeth González

Ya va poco más de la mitad del camino de los actuales presidentes municipales y diputados locales, a estas alturas la gente ya tiene una clara opinión respecto de sus representantes populares y sin duda en Huamantla el alcalde Chava Santos Cedillo ha cumplido lo ofrecido.

Cumplir las promesas que se hicieron en campaña no sería extraordinario si no estuviéramos acostumbrados a la permanente decepción que nos provocan muchos políticos, quienes podrían hacer efectiva su palabra pero se prefieren la comodidad de no hacer gestión, de favorecer a unos cuantos y principalmente de vivir bien.

Comentábamos hace unos días que cuando se quiere se puede, el famoso no hay presupuesto o es insuficiente, no aplica en Huamantla, sorpresivamente esta vez el recurso alcanza para muchas cosa, para obras, programas sociales, equipamiento, apoyo escolar, capacitación en todos los niveles, promoción comercial y turística, en fin, para muchas acciones y en todo el territorio municipal.

El trabajo del presidente Chava Santos llama la atención en todo el estado y más allá, se le nota cómodo con los jóvenes, con los ancianos, con los campesinos, con las mujeres, con todos los sectores, y con la gobernadora que ante lo que se ve, sólo le queda apoyarlo.

Por eso es que no sería raro que el próximo año Salvador Santos se proyecte en boletas para el Congreso de la Unión, y así como va no es descabellado pensar que pronto puede aspirar a ser gobernador, tiene bandera, tiene trabajo.