Oliver Zecua 

Es la hora que el otrora candidato del cambio, Jorge Corichi Fragoso, hoy presidente municipal de Tlaxcala, no ha explicado en qué consiste ese tan propagado y anunciado cambio, si será en acciones de beneficio a la población o si es el que ocurre al interior de la alcaldía.

Y es que si hay cambios pero en la estructura administrativa de la presidencia. 

Para empezar él, que es uno de los convencidos de la transparencia y que inició con sus fracasadas mañaneras, nunca presentó a su equipo de trabajo, mujeres y hombres de confianza y eficacia para ayudarle a ofrecer un bueno gobierno. 

Oficialmente no se sabe quiénes son, pero no ha pasado ni medio año que llegaron y ya los está cambiando: 

El secretario técnico y quien fuera su gran cercano, el fuereño José Eusebio Melquiades Aire Nava, ya no está, se fue, vaya usted a saber la causa. 

También hubo cambios en la Dirección Administrativa, Maribel Pérez Arenas; en su lugar llegó Verónica Ocotitla, persona que estuvo en la campaña de Anabell Ávalos, ex candidata a presidenta municipal de Apetatitlán y vinculada a la senadora Minerva Hernández Ramos. 

Ya habíamos comentado que también hizo cambios en la Dirección de Gobernación, donde quitó a José Omar Pérez para nombrar ahí al que fue enlace de cabildo, Paúl Hernández. 

Uno que seguramente Corichi no quería cambiar pero tuvo que hacerlo es el tesorero Efrén Ordoñez, pero este es un tema que abordaré en otra entrega. 

El presidente del cambio también cambió a su director de Desarrollo Social, Moctezuma Bautista, y ahí envió a la ex titular administrativa, Maribel Pérez. 

Hablan también de la salida de la directora de Ecología y Medio Ambiente, Angélica Chávez, de ser cierto este cambio supone una ruptura con el grupo de Enrique Padilla. 

Y la lista continúa pero el espacio ya no alcanza,  

Hasta la próxima.