El final de la LXV Legislatura en el Congreso de la Unión marca el inicio de grandes discusiones sobre temas trascendentales para el país, afirmó Ana Lilia Rivera Rivera.

En entrevista, la presidenta de la Mesa Directiva dijo que el Senado de la República vive momentos interesantes, y que será la historia la que nos juzgará sobre las decisiones que hemos tomado.

En breve, destacó, se conocerán cuáles son las posibles reformas constitucionales que en diversas materias enviará el presidente Andrés Manuel López Obrador y que se empezarán a discutir.

La senadora por Tlaxcala, expuso que, si no se logran aprobar, por lo menos se va a dejar una discusión abierta para la legislatura que llegará a partir de septiembre.

Rivera Rivera resaltó que en el Senado de la República tienen una agenda pendiente con temas de interés nacional. Entre otros, dijo, se debe ya de discutir con seriedad en el pleno la legalización de la mariguana.

“Lejos de tabús, de complejos y de acciones que pudiera la sociedad civil organizar a favor o en contra, es necesario, es el momento de discutir sobre el tema”, apuntó.

Su discusión y análisis debe ser con responsabilidad por ser un tema que toca no solamente cuestiones de salud, sino también de seguridad nacional, y en este país estamos viviendo una situación complicada para lograr controlar en algunas regiones del país los grupos que se han fortalecido en el tráfico de drogas.

Considero que en este momento para nuestro país lo más importante es lograr la pacificación en las regiones donde la delincuencia organizada, el narcotráfico, han generado mucha violencia y mucho dolor, precisó.

Subrayó que quizá para las Fuerzas Armadas en este momento no sea prioritaria la legalización de un elemento que ha sido utilizado por estos grupos para enriquecerse o para generar violencia.

Por el otro lado, prosiguió, está este grupo de juristas y de asociaciones civiles que ve en la legalización de la mariguana una posibilidad de ayudar a muchos enfermos, y otros de generarle una certidumbre a su derecho al libre desarrollo de la personalidad, que son pro derechos humanos, están en un momento de confrontación. Y eso es lo interesante, opinó.

La legisladora tlaxcalteca consideró que habrán de priorizar qué es lo más importante y llevar la ley a que se pueda legalizar lo que es posible y dejar pendiente lo que no lo sea. Lo importante es avanzar, no hay leyes perfectas, y tampoco esta lo será, refutó.

Expresó que hay voluntades, aunque todavía no es una voluntad de las mayorías, a pesar de que es uno de los grandes temas.

La Ley de Cuidados es otro de los grandes temas en el Senado. Es una de las acciones a favor de la igualdad en la vida de las mujeres que está pendiente, manifestó le senadora.

Ana Lilia dijo que también tienen asuntos de carácter político que van a hacer la vida interna del Senado todavía más interesante, porque llegan grandes temas en un momento donde el escenario es confrontación ideológica y de posiciones políticas.

“Un gran amigo, a quien respeto y quiero mucho, José Antonio Álvarez Lima, senador por mi estado, me ha dicho: Ana Lilia, la política es una gran señora que siempre va acompañada de dos damas; la paciencia y la prudencia.

Y hoy, desde la presidencia del Senado, debo ser una política que se haga acompañar de esas dos damas para poder dar un debate de altura y no convertir al Senado en un escenario de descalificaciones, de un debate infructuoso”, externó.

Finalmente, señaló que bienvenido el debate, pero con argumentos y razones. “Nos la amanecemos, pero con respeto”.