Lizbeth González

Hace poco más de un año Huamantla estaba estrenando alcalde electo y por primera vez ganaba un candidato de un partido no tradicional.

Salvador Santos fue candidato del partido verde, sin alianzas vistas con el PRI, o el PAN -que han gobernado el municipio- o con el popular partido Morena, pero su campaña repuntó y logró la hazaña.

A nueve meses de gestión el presidente se ha destacado de sus homólogos en diversas áreas: resultados en seguridad pública, infraestructura en comunidades, programas sociales tan necesarios para grupos vulnerables, festejos de las tradiciones más emblemáticas de la localidad y promoción turística.

Pero además es notable la buena relación que existe con la gobernadora Lorena Cuellar, sin haber sido aliados electorales y sin necesidad de que el presidente se cambie de partido han demostrado que los acuerdos son posibles cuando hay compromisos y coincidencias de trabajo.

Esa excelente relación se traduce en el respaldo de la gobernadora con la puesta en marcha de acciones como la Clínica del Bienestar, internet para todos, proyectos económicos y por supuesto también turísticos.

Menos de un año de gobierno y ya hay tela de dónde cortar, que el ritmo siga así para que nuestro Huamantla recupere el importante lugar que le corresponde en el mapa nacional y estatal.