· Por primera vez en Huamantla se realiza este protocolo de incineración de cinco banderas que estuvieron al servicio del Colegio.

En el marco de la celebración y conmemoración de la fundación de los 100 años del Colegio Juana de Arco, el edil de Huamantla, Salvador Santos Cedillo, encabezó la Ceremonia de Incineración de Banderas Nacionales y abanderamiento de escoltas, donde mencionó que haber participado en este acto cívico fue histórico para el H. Ayuntamiento.

En la explanada de Palacio Municipal, Santos Cedillo, destacó que por primera vez en Huamantla se realiza este protocolo de incineración de cinco banderas que estuvieron al servicio del Colegio.

Reconoció el esfuerzo de los directivos de esta institución educativa por entregar su dedicación, amor y esmero por educar y preparar durante sus primeros cien años, a generaciones de mujeres y hombres que han puesto en alto el nombre de Huamantla.

Antes, el alcalde hizo la Toma de Protesta de abanderamiento de las escoltas representativas citando lo siguiente: “Escolta representativa del Colegio Juana de Arco, vengo en nombre de México a encomendar a nuestro patriotismo. Esta bandera que simboliza su independencia, su honor, sus instituciones y la integridad de sus territorios. ¡Protestan honrarla y defenderla con lealtad y Constancia!, mientras los alumnos respondieron al unísono: “¡Sí, protesto!”

¡Al concedernos el honor de ponerla en nuestras manos, la patria confía en que como buenos y leales mexicanos sabrán cumplir esta protesta!”, remató Santos Cedillo.

Por su parte, la directora general del Colegio, Petra Reglín Morales, señaló que “hoy se ha sustituido uno de los símbolos más importantes de nuestra identidad mexicana pero la patria no se sustituye jamás, por eso nuestro compromiso es sembrar en nuestros alumnos el amor a la patria”.

De igual manera, hizo un llamado a maestros y padres de familia, a enseñar a niños, adolescentes y jóvenes, los valores cívicos, éticos, sociales y espirituales fundamentales para construir una nación libre y próspera.

A esta ceremonia asistieron funcionarios estatales y municipales, autoridades educativas, alumnos, padres de familia, invitados especiales y público en general.

Este acto cívico solemne de incineración de banderas se encuentra contenido en el Artículo 54 fracción II de la Ley sobre el Escudo, la Bandera, y el Himno Nacional, donde se establece que la Bandera Nacional que haya sufrido un deterioro debe sustituirse.