Por Norberto Méndez

Acabaron las vacaciones de Semana Santa pero siguen las celebraciones en Chiautempan, y además de los aspectos religiosos llegan los moleprietos que dan la oportunidad de convivir y en las que se reúnen familias, amigos, funcionarios y políticos de la región.

Con las Pascuas comenzará el desfile de aspirantes a candidatos a presidentes municipales, de comunidad, a regidores, a diputados locales y federales, y a senadores, y la plática en esos grupitos será totalmente de política.

Se escuchará qué se dice del próximo proceso electoral, a quién ven fuerte, a quién ven trabajando, a quién quisieran, a quién no les gustaría e indudablemente platicarán sobre la gestión del actual alcalde santanero, Gustavo Jiménez Romero.

Tal vez al presidente ya se le acabó el bono electoral con el que llegó al ser el candidato de Morena, el partido de moda, pero es indudable que a su triunfo ayudó el ser un ciudadano decente, emprendedor y con gran arraigo en el municipio, pero eso no basta para crear un buen recuerdo.

Por eso es que en este segundo año de su administración ha redoblado el paso y le metió músculo a obra pública, gestión social, promoción económica, apoyo a grupos de jóvenes y mujeres, pero en los que se ha enfocado también es a mostrar el rostro productivo, histórico y tradicional del municipio, impulsó el turismo y respaldó con difusión y recursos a quienes participan en las festividades de la Semana Santa, antes lo hizo con el carnaval, así que esta vez si se logró reactivar el esplendor de la ciudad lanera.

La segunda mitad del periodo del alcalde apenas inicia, hay que ver si continúa esa racha y las cuentas cuadran, o qué es lo que sigue ya que ha quedado atrás carnaval, Semana Santa y la feria aún está a tres meses de distancia.

Pero también hay que escuchar qué se dice ahora que muchos son moleprieteros, esas reuniones son un gran termómetro, vamos a disfrutar las pascuas y ver el desfile de aspirantes.