La presidencia municipal de Tlaxcala concesionó los servicios del Polideportivo, por lo que ahora es una empresa particular quien se hará cargo de su administración.

En días pasados el personal fue reasignado a otras áreas y solo permanecerán los instructores de las diferentes disciplinas que allí se practican.

La ex encargada del Polideportivo Kinari Vicente Espejel, quien es la directora del Deporte en el municipio, fue enviada a las oficinas del SMDIF, los ocho trabajadores de base fueron reubicados en el Parque Temático Tizatlan y los tres supernumerarios también fueron colocados en diferentes espacios.

Hasta el momento se desconoce el nombre de la empresa que obtuvo la concesión así como el criterio valorado para privatizar esas instalaciones que han estado en polémica desde su construcción en el periodo del panista Adolfo Escobar Jardínez.