Gracias al trabajo coordinado entre autoridades encargadas de la política de seguridad de los municipios de Huamantla y Tehuacán, Puebla, la joven María N. de 20 años de edad pudo reunirse con sus familiares tras varios meses fuera de su domicilio.

De acuerdo a lo relatado por la joven, refiere que tras una discusión familiar se sale de su domicilio en el mes de julio de 2021 y llega al municipio de Tehuacán en noviembre del mismo año, donde una pareja la ingresa a un centro de rehabilitación perdiendo comunicación con sus familiares.

Es hasta el 21 de abril de este año que logra salir de ese lugar, y con el apoyo del Área de Atención a Víctimas de Tehuacán, puede establecer comunicación con sus familiares; de igual manera, el médico legista de este municipio realiza la valoración correspondiente, donde informa que la joven huamantleca no tiene lesiones que pongan en riesgo su integridad.

Al enterarse de la situación, los familiares de María N. acuden a las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública de Huamantla, para solicitar el apoyo y poder trasladarse al municipio poblano para reunirse con su familiar.

Como lo establece el protocolo en estos casos, una persona del Instituto Municipal de la Mujer (IMM) abordó de la Patrulla Naranja dio el acompañamiento necesario desde que recogieron a la joven, hasta que la dejaron en su domicilio.

Las autoridades municipales de Huamantla, reiteraron su disposición de dar acompañamiento en caso de que quisieran levantar una denuncia por los hechos ocurridos; sin embargo, desistieron de este derecho.

Finalmente, la joven huamantleca pudo reencontrase con su familia y se encuentra sana y salva en su domicilio.