La presidenta del Senado de la República, Ana Lilia Rivera Rivera, fue testigo del lanzamiento del cohete que trasladó a Colmena al espacio, ese artefacto que contenía minúsculos robots diseñados para exploración espacial, y que fueron desarrollados en México.

Estuvo en Cabo Cañaveral con el selecto grupo que presenció el despegue de Vulcan-Centauro con el módulo lunar Peregrine, en el que iban los microbots mexicanos, esa experiencia maravilló a la senadora, quien quiere contagiar de su entusiasmo a jóvenes tlaxcaltecas, a quienes impulsa para que se atrevan a soñar, a crear, usar su cerebro y unirse a los que están conquistando el Cosmos.

La senadora Ana Lilia Rivera invitó a Tlaxcala al doctor Gustavo Medina Tanco, coordinador del proyecto Colmena, para que le contar a jóvenes estudiantes de la Universidad Autónoma de Tlaxcala y del Instituto Tecnológico de Apizaco, de que se trata la misión y mostrarles que los mexicanos también pueden navegar en el espacio.

El líder del proyecto Colmena explicó a grandes rasgos en qué consiste esa misión, forma parte de una nueva era que prevé la comercialización y exploración de recursos lunares que en una década serán usados en actividades de minería, de construcción de infraestructura, fabricación de robots, reactores, naves, producción de combustibles, alimentos e incluso construcción de habitáculos humanos.

Medina Tanco describió cómo son los robotcitos que fueron lanzados a la luna, cuáles son sus características, como que pesan apenas más de 50 gramos cada uno y tienen un aleación para soportar temperaturas extremas, mostró imágenes del dispositivo en que fueron colocados e incluso una postal tomada en el espacio donde aparece Colmena en primer plano y al fondo la silueta de la Tierra.

El científico, reconocido a nivel internacional precisó que Colmena tiene tres etapas, ya fue realizada la primera hace unos días, las otras dos serán en 2027 y 2030, y afirmó que con esta incursión México ya forma parte del selecto manojo de países que están avanzando en exploración espacial, por eso instó a los jóvenes estudiantes o ingenieros tlaxcaltecas para ser parte de esta era.

La senadora Ana Lilia Rivera dejó claro que en México se debe seguir apoyando proyectos de gran alcance como Colmena y difundirlos para que con suerte los jóvenes se entusiasmen y avancen en el camino de la ciencia y la tecnología.

Abundó que ella se involucró en temas de ciencia y tecnología cuando, ya como senadora de la República por Tlaxcala, impulsó un decreto para proteger el maíz nativo e impulsar su producción para garantizar el derecho a la alimentación nutritiva, con apoyo de métodos científicos.

Eso fue un martes de septiembre de 2019, en ese tránsito conoció a hombres y mujeres de ciencia y tecnología que le fueron mostrando parte del amplio panorama que abarca esa área de estudio, cada vez se sorprendía por los avances tecnológicos, lo que inició en una investigación para proteger el maíz la llevó poco más de cuatro años después a la NASA para ver el despegue de Colmena.

Ana Lilia Rivera está convencida que todos son capaces de lograr la grandeza, que la evolución milenaria del cerebro debe ser empleada para crear elementos que permitirán abatir la pobreza social e intelectual, que la curiosidad deber avivarse y estar listos porque a esta generación le toca la expedición al espacio profundo y los tlaxcaltecas pueden ser parte de ella.