Oliver Zecua

En un acto de ¿justicia? los presidentes de comunidad del municipio de Tlaxcala lograron subirse el salario y dejarlo en alrededor de 40 mil pesos mensuales.

Ocurrió la semana pasada en una sesión de Cabildo que los de comunidad pidieron celebrar la reunión a puerta cerrada para apretarle las tuercas al alcalde y conseguir su tan merecido aumento.

El salario de los presidentes de comunidad era de alrededor de 25 mil pesos, muy decoroso y bueno considerando las circunstancias, pero les pareció poco y lograron 15 mil pesitos más.

Lo bueno del caso es que mostraron que es posible dejar atrás las diferencias y cumplir la máxima de que la unidad hace la fuerza.

Lo malo es que el objetivo fue para su beneficio exclusivo y no para el de sus representados, a ver qué resultados dan ahora que ganan más que bien.