Con ese slogan se presentó la delegación Tlaxcala en el tianguis turístico que se lleva a cabo en Merida, Yucatán .

Esta frase, que ha circulado en redes sociales como una broma hacia el estado, generó el toque humorístico y contribuyó a darle buena propaganda a los productos y servicios ofrecidos en el stand de Tlaxcala